sábado, 27 de junio de 2009

Homenaje a Victoriano Crémer




Vivió discretamente y con holgura
los años de aquel siglo tan violento,
el tiempo descarnado y macilento
escrito en encerado de amargura.

Escrita nos dejó la cuadratura
del círculo de un Dios seco y exento,
y el canto de un San Marcos virulento,
penúltimo y total en su angostura.

Se fue don Victoriano a su espadaña
un Junio de sanjuanes y feriados,
cuando el prado moría en la guadaña

y el pan brillaba en versos rastrillados.
Se fue Don Victoriano. Queda España
más huérfana, y sus hijos más callados.




MUSICA PARA EL POST

3 comentarios:

  1. Genial. Sencillamente, eres GENIAL. Mi enhorabuena por tus sonetos.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría conocerte. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola "Anónimo", muchas gracias por tus palabras tan elogiosas y amables. A mí también me gustaría conocerte. Si quieres puedes escribirme a tierrafracio@gmail.com

    Es posible que ya nos conozcamos si eres de León como yo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar